La Vergüenza De Unas Playas: Punta Roca - Atlantico.

Uno de los puntos críticos es la zona cercana a Punta Roca en Sabanilla en el Municipio de Puerto Colombia en el Área Metropolitana de Barranquilla. En un kilómetro hay toneladas de desechos arrumados a la orilla de la playa. * Caracol radio

Para que un periodista divulgue una noticia de talla nacional que una playa en el atlántico más exactamente en el sector de Sabanilla- Punta Roca está contaminada con palos, botellas plásticas, chancletas y no sé cuántas cosas más, Bajo mi lente opino que la gente debe tener sentido de pertenencia con las cosas que hacen un doble impacto al medio ambiente.

Me explico, nosotros los que escribimos a diario tenemos la responsabilidad de concientizar de manera social los problemas que nos afectan a todos, con la nueva ley de crear un ambiente sostenible, todos tenemos la obligación de colocar nuestro granito de arena. Para las personas que vivimos en zonas costeras de quien es el compromiso de mantener un ambiente sano, Del gobierno o de nosotros que vemos a diario la contaminación? porque en vez de estar opinando los residentes del sector de Punta Roca que esto, que aquello, no buscan una solución conjunta para ayudar a minimizar el impacto de contaminación y armar planes de trabajo con la comunidad, porque aquí que esperemos que el gobierno haga, pasaran los años, buscar apoyo con entidades que ya están trabajando el modelo de recicle, tal como lo está haciendo María Mercedes Botero con su ciudadano de Honor.

Opinar es muy fácil y criticar lo es, mucho más,

La contaminación de las playas tiene su origen en fenómenos naturales (mareas rojas, lluvias intensas, huracanes, cambios climáticos inesperados) y actividades humanas en la zona costera y continental.

El exceso de lluvia durante las tormentas afecta a las playas cuando el agua de zonas interiores busca su salida al mar. Esto sucede por su capacidad para acarrear:

Materiales orgánicos naturales, basura doméstica y otros desechos.
Residuos abandonados en las calles pavimentadas (gasolinas y aceites automotrices).

La contaminación de las playas puede también provenir de actividades desarrolladas en las grandes concentraciones urbanas que no cuentan con una cobertura suficiente de servicios de limpia, alcantarillado y tratamiento de aguas residuales. En las zonas costeras es factible la presencia de este problema durante la alta afluencia de vacacionistas, ya que los servicios urbanos se ven rebasados y los excedentes alcanzan el agua del mar, las playas o las lagunas costeras, afectando las condiciones sanitarias de las mismas.

Actividades dentro de una cuenca hidrológica, aguas arriba, también puede llegar a provocar la contaminación de las playas. Y aún labores aparentemente no relacionadas, como lavar el auto en la calle con detergentes no biodegradables o utilizar materiales de construcción como yeso diluido o cemento, pueden tener sus efectos en la contaminación de una playa.

Si deseamos continuar disfrutando de agua clara, playas limpias y fauna costera, debemos protegerlas:

No dejando nunca basura en la playa.

La basura contamina el agua y puede dañar la vida marina. Los anillos que se desprenden al abrir las latas de bebidas, tales como las que vienen en paquetes de seis, pueden atrapar a la fauna, por ejemplo. Las bolsas plásticas pueden ser tragadas por los pájaros y mamíferos  marinos, bloqueándoles los intestinos. (Aún más, si es posible saque la basura que ha dejado otra gente).

Enseñando a los niños a coleccionar sólo las conchas vacías.

Si la concha contiene un animal vivo, éste morirá (y la concha se pondrá de mal olor). Recuérdeles dejar tras ellos algunas conchas vacías porque otras creaturas pequeñas las necesitan para protegerse ocultándose en su interior.

Igualmente dígales que dejen tranquilos a los animales y plantas de las rocas a la orilla del mar y que si dan vuelta una roca, la dejen nuevamente en su posición original. Los animales y plantas morirán si quedan expuestos al sol.

La mayor parte de la contaminación de la costa empieza en tierra. La basura, heces de perro y aceite en los caminos y calles van a parar a las alcantarillas y luego al mar. Arregle oportunamente las pérdidas de aceite de su auto y devuelva el aceite del motor a un garaje para reciclaje,  no lo eche al desagüe. Si necesita deshacerse de gasolina, pinturas, aclaradores, drogas farmacéuticas o productos químicos para el jardín, no los eche al desagüe sino que pida consejo en su municipio.

Qué Bonito, nosotros que fomentamos el hábito de la buena lectura también enseñemos a cómo prevenir las cosas, porque si le dejamos todo al gobierno Ay Dios nunca saldremos del atolladero.

Autora: Nena Botero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario