Columna: Soy Lo Que Soy.

Hoy quise escribir algo diferente a los viajes que me han llevado a conocer casi todo el mundo y que con esas anécdotas recreo la mente de aquellas personas que me leen; se me viene a mi mente una de las tantas preguntas que me hacen a diario y me interesó una en común, pues el correo solo decía - ¿Nena, tu eres Feliz?, pues bien hoy quise dedicar esta lectura a esa pregunta tan especial que escribieron, la felicidad es algo tan intangible, pero se siente cuando quieres ver la vida como yo la veo, con mucha sencillez e inteligencia, hablo poco, pero soy analítica ante las palabras que escucho, aprendí a escuchar ahora grande, aunque pienso que para mis padres nunca crecí, voy por la vida con la única convicción de caminar tratando de no hacerle daño a nadie, siendo justa para con mi prójimo, me esmero cada día por ser una excelente hija, una buena amiga, una buena esposa, eso me da las bases para ser una buena madre. Criada por un abuelo que me enseño las vicisitudes de la vida, donde con su sabiduría me enseño los principios y valores que hoy me respaldan, y me enseño que la justicia debía ser primero que todo, que por la dignidad humana uno se hace matar cuando estás haciendo las cosas bien, que con la honra de las personas no se juega. Pienso que cuando mi abuelo me decía todas esas cosas, me estaba preparando para la vida, aunque en el momento no le encontraba explicación alguna.

Amiga de mis amigos, de mis hijos y de mi compañero de vida, eso me ha enseñado la vida y hoy quise trasmitírselo a ustedes con la humildad que siempre me acompaña.

Rebelde por justa causa y luchadora de la identidad caribe que defiendo a capa y espada en las conferencias que asisto,El ser Sincelejana me hace sentir orgullosa.

Hija de un pensionado Banquero y de una mujer que dedico su vida a sus hijos,  vengo de una familia de campesinos, donde mis vacaciones de niña eran en una finca al lado de vacas y terneros, mis padres fueron la columna vertebral de lo que mi esposo hoy en día se siente orgulloso.

Vivo feliz, con mi familia, jugamos, peleamos, estudiamos, trabajamos, pero lo más lindo de ella es que conocemos el respeto por el otro y lo más importante nos cuidamos.

La felicidad es eso, saber aprovechar el tiempo en lo que te gusta, los pequeños detalles, una oración a la vida, por permitirme estar donde estoy, agradecida de existir y convencida que nada ocurre por casualidad, todo tiene un porqué.

Que la vida es un viaje y que de ti depende como lo quieras disfrutar. Que he soportado pruebas difíciles que me enseñaron a ser fuerte, la muerte de mi abuelo el día de mi cumpleaños, mi secuestro cuando mi hija cumplía un año. Pero aun así tuve las fuerzas para seguir y decir aquí estoy.

Un día me levanté y me dije, quiero ser Hotelera, quiero viajar y conocer el mundo y lo más importante quiero conocer personas maravillosas como lo son ustedes para mí.

Termino esta reflexión con una frase que me encanta escucharla de la boca de Alberto Araujo Merlano, Gracias Gracias Gracias. Tal vez a la vida que me ha dado tanto.

Autora: Nena Botero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario