Reduzcamos La Exclusión Social En Cartagena.

Infortunadamente, Cartagena está clasificada como la Segunda ciudad de Colombia con mayor Exclusión Social. Es decir, una de las Capitales donde pulula mayor pobreza, discriminación, marginación, vulnerabilidad y desigualdad. Exclusión Social, no es más ni menos, que la falta de Participación de sectores de la población en la vida social, económica y cultural de la sociedad; debido a la carencia de oportunidades, derechos, recursos, capacidades básicas y protección social; factores que hacen posible una Participación Social plena.

Nuestra Constitución, establece en su artículo 366 que: “El bienestar general y el mejoramiento de la calidad de vida de la población, son finalidades sociales del Estado… Para tales efectos, en los Planes y Presupuestos de la Nación y de la entidades territoriales, el Gasto Público Social, tendrá Prioridad sobre cualquier otra asignación”. Precisamente, lo que más nos ha faltado, es que nuestros Gobernantes Distritales, inviertan efectivamente en la gente; en todos sus habitantes, sin excepción; pero primordialmente en los pobres y vulnerables.

Luego, es inaplazable incrementar los recursos propios de Inversión Social y Humana, complementarlos con mayores asignaciones presupuestales provenientes de la Nación, del departamento. También a través de alianzas público privadas, como resultado de la capacidad de gestión y de liderazgo que ejerza el Alcalde Distrital, en sinergia con las Fuerzas Vivas del Distrito, especialmente con los Congresistas, en el escenario Nacional e Internacional; mediante la presentación de Proyectos de Inversión. Pero muchísimo cuidado, no basta conseguir los recursos; es necesario priorizarlos, aplicarlos y controlarlos de forma concertada y transparente. Esta es la verdadera clave para disminuir el flagelo de la Pobreza, la Inequidad y la Exclusión Social, predominante en Cartagena de Indias.

Este debe ser el desafío del Alcalde, Manolo Duque, para reorientar los esfuerzos por influenciar significativamente las asignaciones y ejecuciones presupuestales con perspectivas de derechos sociales y humanos. Contrarrestando así la Revocatoria de su Mandato. La que considero inoportuna en este momento, pues hay que brindarle la oportunidad a Manolo Duque, que se pellizque duro, reaccione y cumpla su Plan de Desarrollo. Pero que no la desestime ni menosprecie, por ser ésta un mecanismo de Participación Ciudadana consagrado en nuestra normatividad legal y porque tiene que recomponer pronto su Gobierno.

La ejecución de su Plan de Desarrollo, debe llevarlo a priorizar la Inversión Social y estabilidad Económica que cristalice el mejoramiento de la calidad de vida y el bienestar de todas y todos los cartageneros. Para que Cartagena pueda ser incluyente y sostenible. Pero necesita rodearse de colaboradores y estrategas que trabajen siempre en equipo, que lo asesoren bien. Que estén convencido de la importancia de la Democracia Participativa, de la trascendencia de la Descentralización administrativa, fiscal y política, y de lo fundamental del fortalecimiento del Proceso de Participación Ciudadana y Comunitaria.

Cartagena necesita contar con un Alcalde, que no se tuerza, que inspire confianza, con independencia mental, que se distinga por su sensibilidad social, su cumplimiento; que escuche a la gente y de soluciones pertinentes, con base en los criterios del equipo y tome como sustento las necesidades más sentidas de la comunidad, para lograr cohesión social. Un Alcalde, que logre liderar y articular los intereses de cada sector de la Administración, con miras a reorientar el

rumbo de nuestra ciudad. Que tenga vocación de servicio y vea a la Alcaldía, como un gobierno dinamizador, con visión de futuro y facilitador del desarrollo social.

Se requiere que el Alcalde, Manolo Duque, aplique su capacidad para interlocutar y concertar con el Presidente de la República, con sus Ministros, los Congresistas, el Gobernador, los Diputados, los Concejales, los Ediles, las Organizaciones Comunales y Sociales, la Academia, los trabajadores, los Periodistas, las mujeres, los gremios, etc. Y tenga las relaciones que generen sinergia, propicie y aúne consensos y voluntades; para ganar apoyo en la ejecución de Inversiones Sociales, Obras, Servicios y Macroproyectos imprescindibles, etc. Este pueblo necesita contar con un Alcalde Distrital, que tenga visión de futuro, evidencie su liderazgo y ganas de acertar. Y ese liderazgo, no es más que la capacidad de transformar la visión en realidad.
Autor: Benjamín Maza Buelvas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario