Elijamos Congresistas Y Presidente Fiables

Los colombianos, bolivarenses y cartageneros; tenemos que asumir el inaplazable e indelegable reto de unirnos, organizarnos y accionar consecuentemente; para lograr elegir en las votaciones de los meses de marzo y mayo del próximo año 2018; Representantes a la Cámara, Senadores y Presidente de la República Fiables; que encarnen verdaderamente, los méritos y atributos necesarios y suficientes que debe exigirse a los Candidatos y candidatas; que merezcan ostentar tamaño empoderamiento y dignidad de ser voceros auténticos del elector primario.

La ciudadanía no debe equivocarse más, en la elección de sus Congresistas, ni del Presidente de la República. Como tampoco en la selección de ninguno de sus representante del ámbito nacional, departamental, distrital, municipal o local. Porque es la principal decisión que nos conduce a elegir genuinos representantes del pueblo. Tenemos que votar siempre a conciencia, con sensatez política, con independencia mental y con la convicción de acertar.

Luego, no seamos conformistas, indiferentes, apáticos ni abstencionistas; porque las decisiones que toman nuestros dirigentes políticos y gobernantes; queramos o no; afectan directa e indirectamente tanto al que vota como al que se abstiene. Tampoco vendamos el voto, porque es tan culpable quien lo compra como quien lo vende. Y después, no tenemos autoridad ética ni moral, para exigir la ejecución de los proyectos, obras y la prestación de los servicios que se requieren para lograr el progreso, bienestar y desarrollo sostenible de la comunidad.

Tengamos siempre presente que, "Un mundo diferente no puede ser construido por personas indiferentes". Si queremos una Colombia, un Bolívar y una Cartagena con mejor calidad de vida; no debemos seguir eligiendo a los mismos con las mismas, porque lograremos los mismos resultados.

El elector no tiene por qué dejarse engatusar con retóricas demagógicas ni sofismas de distracción; que solo sirven para seducir y engañar al elector. Por el contrario, apoyar irrestrictamente; a los candidatos y candidatas con propuestas prioritarias, planificadas, financiables, viables. Y que en su trayectoria en el sector público y/o privado, hayan evidenciado capacidad de liderar y gestionar las transformaciones requeridas, para construir un país de corte social y humano.

No vacilemos más, Elijamos Congresistas y Presidente Fiables; comprometidos esencialmente con las causas colectivas; sin discriminación alguna. Por los que luchen contra la pobreza y no contra los pobres. No votemos sólo por simpatía,

amiguismo, familiaridad, promesas, estirpe social, económica, religiosa, racial, grupo político o de género. Tampoco por los que simplemente dicen preocuparse por los problemas de tu comunidad. Eso no es suficiente ni significativo. Porque necesitamos elegir es a legítimos representantes del pueblo; que no se tuerzan, que no sólo se preocupen, sino que se ocupen realmente de solucionar los problemas.

Las comunidades no pueden continuar viviendo de sueños y de ilusiones fantásticas, de promesas incumplidas; basta ya de la trillada excusa, “no hay recursos”. Sin reconocer que es por falta de voluntad, liderazgo y capacidad de gestión. Por eso, tenemos que insistir, persistir y jamás desistir; de luchar por la conquista y respeto de nuestros derechos y reivindicaciones esenciales. Es decir, nuestros derechos políticos, sociales, económicos, culturales y ambientales. Y recíprocamente, cumplir con nuestras responsabilidades y deberes ciudadanos. Para ello es imprescindible e inexcusable, que votemos masiva y contundentemente por las mejores opciones. Porque aplazarlo, sería demasiado tarde.

Así que si nuestros dirigentes políticos y gobernantes; desean reivindicarse, deben saldar la altísima deuda histórica social que tienen con el pueblo; incrementando al máximo la Inversión Social, con el irreversible propósito de cristalizar la Justicia Social; erradicando la Pobreza, Inequidad, Exclusión y Desigualdad dominante en nuestro territorio nacional, departamental y distrital.

En consonancia con todo lo anterior, recordemos que todo pueblo tiene los dirigentes políticos y gobernantes que se merece, acorde con la mentalidad y actitud política asumida; principalmente en períodos electorales; oportunidad que nos brinda ésta blandengue Democracia Participativa que tenemos, para incidir en la elección y decisión de nuestros representantes en los Cuerpos Colegiados y Gobernantes. Después no nos lamentemos y critiquemos tardíamente en los tertuliaderos.
Autor: Benjamìn Maza Buelvas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario