Colombiano crea palpel con residuos de caña de azúcar.

El químico e inventor colombiano Jorge Humberto Borrero ha revolucionado la industria del papel mediante un novedoso proceso que permite obtener fibra de celulosa de alta resistencia a partir de residuos de la caña de azúcar.

Borrero, propietario de la empresa Fibras Ecológicas, ha logrado para su iniciativa, denominada SSOHE, una patente en Colombia, cuyo fin es proteger el medioambiente, disminuir la contaminación y detener la tala indiscriminada de árboles.

Y es que cada año se usan dos mil millones de toneladas de madera para producir 356 mil millones de toneladas de papel en el mundo.

Una de las principales diferencias del desarrollo de Borrero respecto a otros similares que están en el mercado es que usa la hoja y no el bagazo (residuo leñoso) de la caña de azúcar.

En su desarrollo, aseveró, “se requiere solo una pequeña cantidad de ‘sal de Moore’, que es neutra y no tóxica, por lo que los residuos generados se pueden usar en abono para las siembras”.

La sal de Moore es una sustancia cristalizada que el químico bautizó con el nombre de una investigadora de la que aprendió parte de lo que ha terminado siendo su invento y sobre la que no reveló su composición.

Su primer éxito comercial es que la compañía sueca SCA, representada en Colombia por el Grupo Familia, dedicado a la comercialización de papel higiénico, de cocina y pañuelos, ya ha comprado la idea.

Sólo en el Valle del Cauca existen unas 225 mil hectáreas de caña con las que se elabora azúcar o bioetanol y en el resto del territorio nacional hay otras 350 mil.

Hasta ahora los residuos de hoja de caña que Borrero usa para producir papel se descomponen en el campo y eso genera “gas metano, que es 21 veces más tóxico que el dióxido de carbono”, reveló.

Borrero recibió en 2011 el Premio Nacional al Inventor Colombiano y el galardón al “Mejor Inventor”, de manos de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual; y en 2012 el Premio Colciencias y el Venture Labs Investment Competition.

Este último le permitió participar en mayo pasado en una feria de la Universidad de Texas (EEUU) que reunió los 40 trabajos más innovadores del mundo.

Fue en Texas donde SCA se comprometió a levantar una planta en la se producirán primero 30 toneladas de papel y luego todo el papel tisú o de servilletas de Colombia.

Tras ese éxito, el investigador ha ideado otros productos con la misma técnica, que, manifestó, es un 37 % más barata que cualquier otra para hacer papel.

Via: http://www.colombia.co/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario