Columna de Opinión: Reestructuración, Descentralización Y Modernización Distrital.

Ante la gravísima tragedia sucedida por el desplome de un edificio en construcción en el populoso Barrio Blas de Lezo de Cartagena; lo cual según los expertos y las preliminares investigaciones que se adelantan; ocurrió por la falta de previsión, la irresponsabilidad de la firma constructora, la ineficiente estructura administrativa y la nula e insuficiente medidas de inspección, vigilancia y control por parte de las entidades distritales competentes.

Se evidencia entonces, que existe la ineludible necesidad y conveniencia de que el Alcalde, Manolo Duque, implemente una reestructuración, descentralización y modernización Distrital; con el fin de redefinir y fortalecer la estructura administrativa de la organización interna y el funcionamiento del nivel Central y Descentralizado del distrito. Pero viene aplazando tal propósito, a pesar de quejarse del exceso de tramitología y poca efectividad de los procesos, de la débil coordinación y armonización de las dependencias, del obsoleto e improcedente Manual de Funciones, de la anacrónica estructura administrativa y de la escasa Participación Ciudadana y Comunitaria.

La función administrativa distrital, debe desarrollarse en consonancia con el interés general de la ciudadanía y los fines esenciales del Estado Social de Derecho y llevarse a cabo atendiendo los principios constitucionales, legales y reglamentarios de democratización y Control Social de la Administración Pública. El gobierno distrital, debe adelantar su gestión, acorde con los principios de la democracia, de la participación, descentralización, modernización y del pluralismo; propiciando la corresponsabilidad y el control social adecuado.

El objetivo debe ser entonces, ejercer de manera eficiente, eficaz, transparente y efectiva, sus competencias y responsabilidades, con el fin de dar respuesta oportuna a las expectativas del servicio y sobre todo, satisfacer las necesidades básicas insatisfechas del pueblo, lo que se traduce en el mejoramiento de la calidad de vida de todos los habitantes de Cartagena.

Si el Alcalde, desea salir airoso en su Administración, tiene que profundizar el ritmo de su gestión administrativa, para que podamos empezar a palpar sin más dilación, las metas esperadas del Plan de Desarrollo Distrital Primero la Gente. Tener presente que en toda reestructuración administrativa, la clave es el Talento Humano, si cuenta con el apoyo logístico, la defensa de la institucionalidad y el bienestar colectivo. Rescatar el liderazgo y capacidad de gestión y rodearse de verdaderos ideólogos y estrategas que lo asesoren bien.

Si actúa en sinergia con el Concejo Distrital; con las Organizaciones Sociales y Comunales; las Juntas Administradoras Locales (JAL) y en general, con todas las Fuerzas Vivas. Cartagena de Indias, puede tener un Estatuto de Descentralización

y Participación Ciudadana Completo y legarle a los cartageneros un Modelo de Descentralización Democrático y Efectivamente Participativo.

Manolo Duque, está en mora de presentar ante el Honorable Concejo Distrital, el Proyecto de Acuerdo, por medio del cual se reestructuran las Localidades, correspondiente a la Reglamentación de las Leyes 1617 de 2013, 1551 de 2012 y 1757 de 2015; en forma concertada con las Organizaciones Políticas, Cívicas, Comunales, Sociales y Comunitarias; se fortalecen las Alcaldías y Fondos de Desarrollo Locales; se establece la coordinación y control entre la Administración Central y Descentralizada; se adopta una Metodología en el trámite del Presupuesto Participativo; se crea la Promotoría de las Veedurías Ciudadana, se fomenta y fortalece los Comités de Desarrollo y Control Social de los Servicios Públicos Domiciliarios, con sus respectivos Vocales de Control Social; la creación de las Gerencias en las Unidades Comuneras de Gobierno y una Gerencia Especial en el Centro Histórico de la ciudad, etc.

Hay que garantizar que el funcionamiento de las entidades de la Administración, sea transparente y confiable. La idea es que exista mayor participación y control social ciudadano. Esto está claramente determinado en la normatividad vigente y debe cumplirse y quedar explícito en su Reglamentación, para que se conviertan en verdaderos mecanismos de promoción y representación política al servicio de todos los sectores en sus respectivas jurisdicciones territoriales. Desarrollar la distribución de competencias y funciones administrativas entre las autoridades distritales y locales, teniendo en cuenta los principios de concurrencia, subsidiariedad y complementariedad.

Autor: Benjamín Maza Buelvas.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario