Dos colegios oficiales instalan viveros como estrategia de adaptación al cambio climático en sus PRAES

Dos viveros instalados en la IE Nuestro Esfuerzo y en la IE de Fredonia, de los barrios El Pozón y Olaya Herrera, respectivamente, fueron el resultado de prácticas ambientales incorporadas en los PRAES de estos colegios oficiales. Este proceso se desarrolla en el marco de Verde Vivo, un programa educativo ambiental de la Fundación Celsia, en alianza con Grupo Argos, que es operado en la región Caribe por la Fundación Mamonal. Son 14 los colegios que en Bolívar participan del proyecto, 10 de ellos están en la Unidad Comunera de Gobierno número 6 y son apoyados por Agencia alemana de cooperación internacional – GIZ. 

“Cada colegio con el que trabajamos Verde Vivo debe implementar una práctica ambiental en su Institución Educativa al final del proyecto. Para este caso concreto y con el fin de articularlo con otros proyectos que hay en la zona, la buena práctica de los colegios Nuestro Esfuerzo y Fredonia fue la construcción del vivero”, afirma Gabriel Pérez, líder de Ambiente y Gestión del Riesgo de la Fundación Mamonal, quien añade que, la articulación de los viveros se hizo bajo la asistencia técnica del Jardín Botánico de Cartagena “Guillermo Piñeres”. 

Los viveros, bajo el liderazgo de los representantes de los PRAES en los colegios, producen material vegetal propio del bosque seco tropical. Se espera que el material producido en los viveros, como mangle y especies nativas, pueda ser sembrado en los barrios Olaya Herrera y El Pozón para la recuperación de la ronda hídrica del Caño Calicanto Nuevo y aportar a las metas del Plan de Silvicultura Urbana de la ciudad. 

“He notado mucho entusiasmo y sentido de pertenencia de parte de los niños, el rector, la lideresa comunitaria y los padres de familia que están participando. Ellos están muy comprometidos y pendientes del cuidado del vivero. Nosotros no estamos pensando solamente en la mejora de la institución sino en la mejora de la comunidad y ecosistemas de la ciudad”, mencionó Miguelina Hernández Samarra, jefe del área de Ciencias Naturales de la IE Nuestro Esfuerzo, quien añadió que, 9 de los 40 niños del grupo ambiental de ese colegio son los que lideran la atención del vivero. 

Los estudiantes contaron con asesorías y capacitaciones para que sean ellos quienes mantengan adecuadamente el vivero. “La forma más segura y educativa de hacer ese ejercicio es en el colegio. Por eso, los niños van a replicar con la comunidad la asesoría que recibieron del Jardín Botánico sobre el tipo de especies, cómo sembrarlas, el tiempo de germinación y de regado, etc. Como todo ese proceso ya ellos lo aprendieron, eso va a garantizar que las plantas que se siembren vayan en mejor estado”, agregó Gabriel Pérez. 

La Agencia alemana de cooperación internacional - GIZ es quien apoya a través del Programa EbA "Estrategias de Adaptación basada en Ecosistemas en Colombia y Ecuador", financiado por el Ministerio Federal de Medio Ambiente Alemán, a las 10 instituciones de Olaya Herrera y El Pozón que desarrollan sus PRAES con Verde Vivo. Como los recursos de dicha agencia son ofrecidos por el Gobierno alemán, Dagmar Wöhrl, parlamentaria de ese país, visitó recientemente la IE Nuestro Esfuerzo para conocer la experiencia de los niños y niñas con la puesta en marcha del vivero. 

“Estoy tan agradecida por ver con qué entusiasmo los niños han acogido este proyecto. La manera como están trabajando y lo implementan, y ese sentido de pertenencia que se les ve es muy gratificante. Los niños ya se han dado cuenta de la importancia que tiene conservar su medio ambiente y que hacer eso significa conservar su propia vida”, manifestó la parlamentaria alemana en su visita a Cartagena.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario