Columna de Opinión: ¡Alcalde, afronte y supere la crisis!

¡Alcalde, afronte y supere la crisis!


Ya hay un consenso sobre la situación que padece Cartagena: su Administración es débil. Hay debilidad en su Gabinete y en su gobierno en general. Pero también de la sociedad civil; que sólo se queja aisladamente en los tertuliaderos y no toma la decisión de unirse, organizarse y actuar en consecuencia. Existe una profunda crisis de gobernabilidad, que el Alcalde Distrital, Manolo Duque, debe afrontar y superar cuanto antes.

Este es el primerísimo deber y la responsabilidad histórica del Alcalde Distrital y de su Equipo de Gobierno, en sinergia con las Fuerzas Vivas dolientes de nuestro Distrito Especial. Porque Cartagena requiere inexcusablemente un Gran Compromiso Estratégico, en torno a la solución de la gravísima problemática que la afecta. Pero en forma estructural e integral.

Es evidente, que las crisis de la gobernabilidad son resultado de las debilidades del Gobierno; disfuncionalidades de las instituciones económicas, políticas y sociales; que erosionan el equilibrio y estabilidad del Gobierno y dan lugar al inconformismo de la gente. La crisis de gobernabilidad resulta cuando los conflictos entre los diversos actores estratégicos tradicionales y emergentes cuestionan el equilibrio institucional del sistema sociopolítico, debido esencialmente a un deficiente sistema de institucionalización de reglas y procedimientos.

Únicamente con una visión integral sobre cómo afrontar esta crisis de gobernabilidad, puede convocar la participación activa de todos y todas los cartageneros, en la urgentísima tarea de superar tantas pifias. Cartagena le urge una estrategia política, social, económica, cultural, ambiental y humanitaria; para recuperar la credibilidad, la legitimidad, la confianza en el gobierno y sus instituciones. Hay que promover liderazgo y trabajar en equipo, es decir, transformar la visión en realidad. Si no es así, seguiremos presos de los errores y habremos perdido quizás, la más importantísima oportunidad de avanzar y lograr las metas proyectadas, del Plan de Desarrollo Distrital Primero la Gente, 2016 – 2019.

El Alcalde, Manolo Duque, está en mora de analizar los resultados de su Equipo de Gobierno y Asesores. Porque, ningún Alcalde Distrital, domina todos los asuntos; pues nadie es autosuficiente ni tiene el monopolio del saber. Y la Administración Pública es compleja, requiere de personas expertas, técnicas, capaces y verdaderamente comprometidas, que sepan áreas tan disímiles entre sí; esto hace que requiera un Gabinete funcional para poder sacar adelante el Gobierno. Esto es tarea, de todo un Equipo Multidisciplinario. Tampoco debe ignorar ni aplazar indefinidamente la toma de decisiones. Siendo que la mayoría del pueblo lo apoyó, eligió y empoderó; para que enfrente y solucione los problemas. Porque los el poder y la autoridad son para ejercerlos. Si no lo hace oportunamente, se seguirán agravando.

En ese sentido, el Gabinete que conduzcan las Secretarías de Despacho, Departamentos Administrativos, Institutos Descentralizados, Alcaldías Locales, Direcciones, Jefaturas y Coordinaciones del Distrito; debe ser eficiente, eficaz y efectivo; algunos son de Libre Nombramiento y Remoción, otros de período fijo, otros son trabajadores de carrera y por contratos; conocedores del funcionamiento del Gobierno. Y contando con las herramientas necesarias, trabajan en forma integradora, coordinada, articulada y armonizada, y cada quien debe tener claridad de sus funciones y responsabilidades.

La gestión exitosa de un buen Alcalde, consiste en saber seleccionar a su Equipo de Gobierno, debe anteponer las aptitudes, la idoneidad, la vocación de servicio y la honestidad; antes que la familiaridad, el amiguismo, el abolengo, el tráfico de influencias y el pago de favores políticos. Al Alcalde le compete buscar al Servidor Público que llene el Perfil y las calidades del cargo y no que el cargo se adecúe a las condiciones del funcionario.

El Talento Humano es esencial y determinante para el desarrollo y resultado de una buena Gestión de Gobierno. La regla de oro para un buen Gobierno es el establecimiento de Prioridades, si no se aplica, se termina invirtiendo los recursos en obras superficiales y sin trascendencia para el desarrollo armónico sostenible. El gobierno distrital, debe adelantar su gestión, acorde con los principios de la Democracia Participativa y del Pluralismo; propiciando la corresponsabilidad y el seguimiento y Control Social apropiado.

En este proceso vital, deben jugar un rol significativo las Fuerzas Vivas de la ciudad. Por lo que hay que garantizar contar con un Equipo de Gobierno competente, coherente, consecuente, transparente y confiable; comprometido con Cartagena y su gente. Así que urge implementar la Reestructuración, Descentralización y Modernización de la Administración.



Autor: Benjamín Maza Buelvas


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario