Columna: Se agudiza crisis del proceso de participación y descentralización

Se agudiza crisis del proceso de participación y descentralización  


Al cumplirse 30 años de la Creación y Primera elección de las Juntas Administradoras Locales en Cartagena. Es de público conocimiento que muchos Dirigentes Cívicos, Comunales, Sociales y Comunitarios; hemos venimos luchando por ganar espacios en las instancias donde se toman las decisiones que inciden en la comunidad; pero topamos con toda clase de obstáculos por parte de los que históricamente han ostentado el poder en Cartagena; lo cual ha impedido hasta ahora, que las aspiraciones y los sueños del pueblo se transformen en realidad.

Nos preocupa enormemente, que se haya agudizado la crisis del Proceso de Participación y Descentralización, del cual fuimos pioneros visibles y modelos a seguir en el país; que se encuentre estancado y lo que es peor, retrocediendo en aspectos vitales. Luego, invocamos el talante, la sensibilidad social, la voluntad política y administrativa del Alcalde Distrital en ejercicio, para que lidere la Reactivación del Proceso de Participación y Descentralización en Cartagena.

Es esencial y de capital trascendencia para toda la ciudadanía cartagenera; que sean reglamentados pronto y, se apliquen verdaderamente todos los mecanismos constitucionales y legales existentes y pertinentes; que permita a los cartageneros salir de la grave crisis de credibilidad, de confianza, de legitimidad, de capacidad de gestión y de gobernabilidad vigente; con la puesta en marcha de este Proceso; porque se ha venido debilitando la mismísima Democracia Participativa y por ende, la gobernabilidad.

En Cartagena es inaplazable, diseñar estrategias que conduzcan a implementar Políticas Públicas que oxigenen, vigoricen y consoliden el Proceso de Participación y Descentralización Efectiva; como un medio eficaz para la resolución de los problemas sociales, económicos, culturales, ambientales y políticos de la comunidad. La modernización de la Administración Distrital es una necesidad sentida, que no debe postergarse, ya que tiene como finalidad una mayor eficiencia económica y más alta eficacia social. Este es un proceso que debe retroalimentarse permanentemente, enriquecerse con la experiencia y con los fines alcanzados, pero que nunca se detiene y que debe estar centrado siempre en el desarrollo social y humano.

Es indiscutible, que se necesita institucionalizar una Participación Real; con Alcaldes Locales, Ediles y Dirigentes Comunales empoderados, capacitados, concienciados, con mayor autonomía, con presupuestos suficientes, comprometidos con el pueblo, transparentes y con sensibilidad social por el desarrollo de sus respectivas Localidades; porque lo que existe actualmente es una mera desconcentración y delegación de funciones que no permiten actuar autónomamente, ni evidenciar las realizaciones proyectadas. Debe hacerse la distribución de competencias y funciones administrativas entre las autoridades

distritales y locales, teniendo en cuenta los principios de concurrencia, subsidiariedad y complementariedad.

Compete al Gobierno Distrital, implementar la reglamentación de la normatividad legal vigente, especialmente las Leyes 1617 de 2013, 1551 de 2012 y 1757 de 2015. Con el fin de promover, fomentar, impulsar, desarrollar y consolidar los mecanismos de interacción y de Participación Democrática de los diversos componentes de la sociedad; debido a que la verdadera Participación, es aquella donde el pueblo incide significativamente en la toma de las decisiones que lo aquejan. El desafío ineludible de la Dirigencia Cívica, Comunal, Social y Comunitaria del Distrito, es liderar e impulsar el diseño e implementación de políticas públicas y estrategias que profundicen el Proceso de Participación Ciudadana y se cristalice la Descentralización Administrativa, Fiscal y Política.

El momento histórico es propicio, para que todas las Fuerzas Vivas del Distrito; dejen atrás la intolerancia, la desconfianza, los celos infundados, el egoísmo, la incoherencia, el arribismo, el protagonismo individual, la politiquería y, logren implementar y consolidar un proceso de concertación y de Trabajo en Equipo, en torno a lo esencial que requiere Cartagena y su gente.

La actitud debe ser entonces, no conformarse solamente con las buenas intenciones del Alcalde Distrital, del Concejo Distrital, de los Ediles y Alcaldes Locales; sino que es imprescindible; actuar en forma cohesionada, coherente, consecuente, solidaria y armónica con las expectativas del pueblo; demostrando sensatez, vocación de servicio y exigir al Gobierno Distrital, su disposición de Fortalecer la Democracia Participativa; con el fin de profundizar la auténtica Participación y Descentralización en Cartagena de Indias y, que no siga siendo pura retórica, falsas expectativas y sofisma de distracción que frustran las aspiraciones de las comunidades. En manos del Alcalde, Manolo Duque y de los Concejales; está reivindicarse con la ciudadanía que los eligió y empoderó, dotando a las organizaciones representativas de la comunidad, de las instrumentos legales necesarias y suficientes, para continuar coadyuvando por elevar la calidad de vida de la gente.

Autor: Benjamin Maza Buelvas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario