La Marina de Castillogrande no va

La Marina de Castillogrande no va


Mediante Resolución 001 del 28 de junio de 2017, el Ministerio de Defensa, a través de la Dirección Marítima, denegó la concesión que le había otorgado a la empresa Marina Park SAS, para el funcionamiento de la marina Castillo Landig Place, en un área interna de la bahía, a la altura del barrio Castillogrande.

Para el gobierno de Primero La Gente y el alcalde Manolo Duque esta decisión es el resultado de una lucha conjunta con los habitantes de Bocagrande, Castillogrande y El Laguito y los gremios de la ciudad por la protección ambiental, de seguridad y turística de Cartagena. 

Frente a esta decisión no procede recurso alguno, tal como lo expresa el documento firmado por el contralmirante Mario Germán Rodríguez Viera, director General Marítimo Ad hoc para este caso.

Aduce la autoridad marítima que los bienes de uso público están destinados al uso común de todos sus habitantes y que el Distrito prevé la ejecución de macroproyectos y que por ese motivo revoca el permiso que habían otorgado para la explotación comercial de un área interna de la bahía.

“Estoy satisfecho con la decisión tomada por la división marítima al revocar la marina que se había adjudicaron. Es una decisión que marca el camino de lo que deben ser las marinas en Cartagena”, aseguró el Alcalde.

Sostuvo el mandatario que celebra como alcalde a decisión tomada por el Gobierno central en el caso de la marina de Castillogrande. “Esto se hizo gracias al acompañamiento de la comunidad entendiendo la necesidad primaria del medio ambiente, y seguridad. Felicitaciones a los cartageneros, porque que unidos logramos lo que queremos”, aseguró Duque.

Desde que el Alcalde conoció la decisión de la Dimar de autorizar está concesión inició una cruzada con la comunidad de Bocagrande, Castillogrande y El Laguito para no permitir su construcción, incluso los acompañó en un abrazatón por la bahía de Cartagena. También le solicitó al presidente Juan Manuel Santos mediar ante el Ministerio de Defensa para que no se autorizara la marina.

Igualmente, se reunió con el entonces vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras para que interviniera, al tiempo que presentó un recurso de reposición de la medida que profirió Dimar en primera instancia de autorizar la construcción de la marina.

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT) no admite este tipo de construcciones en las zonas señaladas. “El uso principal del suelo donde está el proyecto es destinado a actividades de carácter residencial, vivienda unifamiliar, bifamiliar y multifamiliar. A su vez, el uso compatible está destinado a actividades de carácter Comercial 1 e Industrial 1. En cuanto al uso complementario, el POT establece que las actividades son de carácter institucional 1 y 2, y Portuario 1, el cual únicamente permite embarcaderos.

En primera instancia, la Dimar otorgó la concesión de construcción y operación de la marina por 20 años. La marina ocuparía 60 mil metros cuadrados en la bahía de Castillogrande, entre la carreras 14 y 11; incluye 225 estaciones para veleros y lanchas, 100 parqueaderos para carros y contaría con restaurante, piscina y salón de eventos.

El acompañamiento permanente al clamor ciudadano por parte del gobierno distrital da como resultados este tipo de acciones que demuestran que ciudadanía y Gobierno deben unirse en búsqueda de construir ciudad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario