Leyenda de la serpiente Gigante de la Calle de la Sierpe

La leyenda de la serpiente Gigante de la Calle de la Sierpe.


Se dice que muy a menudo los habitantes de esta calle escuchaban en las horas de la noche un ruido como de algo grande arrastrándose sobre el pavimento y como con cascabeles de serpiente. Nadie acertaba a dar explicación a lo que oían, puesto que no tenían el valor suficiente como para asomarse.

Cuando en 1608 el alcalde de la ciudad -Don Antonio de Viloria- quiso vigilar en persona la calle, una noche por fin se pudo develar el misterio. De repente, de la nada salió una enorme serpiente, amenazante como ella sola: ojos fosforescentes, retorciéndose y agitando ruidosamente los grandes cascabeles que llevaba en el rabo. El alcalde, que no era un cualquiera enfrentando espantos, trazó unas figuras mágicas en el aire que había aprendido cuando estuvo en la isla de Santo Domingo.

Dicho hechizo surtió efecto puesto que la tal serpiente se tornó en lo que realmente era: una mujer común y corriente, una bruja. Esta, viéndose perdida, le pidió perdón al alcalde, mas fue encarcelada sin piedad. Presa estuvo hasta 1614 cuando el Santo tribunal de la Inquisición la condenó a doscientos azotes y al destierro definitivo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario