Columna: REDUZCAMOS LA INSEGURIDAD, APLICANDO LA ÉTICA Y VALORES

REDUZCAMOS LA INSEGURIDAD, APLICANDO LA ÉTICA Y VALORES


Lamentablemente el pasado fin de semana, los cartageneros y colombianos en general, nos levantamos con la dolorosa noticia del asesinato de otro reconocido dirigente comunal del barrio Nelson Mandela, Jorge Luis García. Pero preocupante que al parecer, aún las autoridades competentes no tengan claridad de autores ni móviles de ese vil atentado contra la vida de un Ser Humano.

La Sociedad Civil, los comunales y su familia en especial; esperan que se imparta verdadera justicia y, en adelante se tomen disposiciones preventivas y apliquen medidas contundentes para reducir la inseguridad y violencia en Cartagena, interiorizando y aplicando en todas nuestras actuaciones la ética y valores humanos. Quede claro que la Inseguridad, no sólo se combate mediante la aplicación de medidas asistencialistas, de tipo policivo y judicial, o con Charlas de Resocialización; sino mediante la toma de decisiones estructurales; erradicando los factores causantes.

Porque hasta ahora, el Alcalde Distrital encargado, Sergio Londoño Zurek, se ha limitado a rechazar este crimen sorprendente y desarrollar como casi siempre, un Consejo Extraordinario de Seguridad. Y desde luego, la Dirigencia Comunal ha repudiado y reprochado en forma contundente este injustificado hecho de violencia. Para lo cual se acordó durante una grandiosa reunión de las tres Asociaciones Comunales, la realización en principio de un masivo Plantón, este jueves 12 de octubre, en el Reloj Público, a partir de las 4 de la tarde. Debido a que nada justifica tanta intolerancia, inseguridad y violencia en todos los barrios y corregimientos de nuestro Distrito Especial. Y menos, la de un líder comunal, cuyo propósito es promover el desarrollo integral de su comunidad.

El llamado es a que asistan masivamente y participen activamente los representantes de todas las Fuerzas Vivas y la ciudadanía en general; aportando sus luces, unión de esfuerzos y voluntades, para tratar de diseñar, construir e implementar las mejores alternativas de solución a esta gravísima crisis de Inseguridad, que nos concierne a todos y todas los cartageneros y visitantes. Ahí deben presentarse propuestas concretas que sienten las bases para salvar a Cartagena, transformar la actitud hacia el Ser, enfatizando en la asimilación y aplicación de la ética y los valores humanos y, el avance hacia la cristalización del desarrollo armónico sostenible, que conduzca a la consolidación de la sana convivencia y del Bien Superior de la Paz, para lograr el mejoramiento de la calidad de vida que merecemos los cartageneros.

Sería importante que para este asunto macro, sin ningún tinte politiquero ni sofisma de distracción, el Alcalde Distrital, convocara un Gran Foro, donde participaran en forma transversal todas las Fuerzas Vivas de Cartagena, haya también representación departamental y nacional y principalmente los representantes del distrito, que tengan que ver con la seguridad, la formación y educación de la niñez, juventud y familia. Además, los Organismos de Control, conjuntamente con la Dirigencia Cívica, Comunal, Social y Comunitaria.

Creemos que el Estado ha descuidado el aspecto social y humano. Por lo cual tiene que asumir la responsabilidad histórica que le compete de diseñar, construir e implementar las mejores estrategias para garantizar seguridad a toda la ciudadanía. La mayoría de las propias familias, tampoco están cumpliendo cabalmente con su rol de primeros educadores y auténticos agentes educativos de sus hijos; porque se privilegia el aspecto material, el

instinto y el placer como valores primordiales, olvidando lo espiritual, lo ético, lo cultural, lo social, lo ambiental y humano y delegan su rol sólo a la Escuela.

Jamás se debe superponer el Tener sobre el Ser. Esto explica la inconsistencia de la formación actual, al desconocer que los principios y valores que asimilamos en el hogar, constituyen la fuente última y prioritaria de la motivación integral de nuestra conducta humana. Urge recobrar la vivencia de la ética y los valores humanos en la cotidianidad. Rescatemos la honestidad, la humildad, el respeto, la amistad, la tolerancia, la lealtad, el amor y la responsabilidad como motivo de orgullo y no de afrenta.

Nuestra Constitución establece, que el Estado y la Sociedad, deben garantizar la protección integral de la familia. Porque se evidencia que los principales detonantes y reflejos generadores de la Inseguridad y Violencia son la Desocupación, la falta de Oportunidades, la Inequidad e Injusticia Social y de espacios; donde los niños y jóvenes; puedan hacer realidad su Proyecto de Vida.

Se debe pretender entonces, que nuestros dirigentes políticos y empresariales, asimilen que la educación debe ser prioridad de gobierno y una política integral de Estado, e interioricen y apliquen que no es un Gasto; sino la Inversión Social más valiosa que debe hacer el Estado; porque es la base del desarrollo armónico sostenible de todo país. Para lograr una familia, sociedad y Nación con Equidad y Justicia Social.

Por: Benjamín Maza Buelvas

















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario